Las cuerdas para violín con alma de “Acero Estañado” y entorchado plano de “Cromo Níquel” o “Aluminio” plano, con ojillo de bronce y seda de color en los extremos.